Diseñamos e impartimos acciones de formación a medida de las necesidades de la empresa-cliente, personalizadas y con resultados satisfactorios para la ejecución de los procesos productivos en las diferentes modalidades de impartición: presencial, teleformación y mixta.

Fases previas antes de ofertar nuestros servicios de formación

Primero hacemos un diagnóstico

Detección y análisis de necesidades formativas y elaboración de Diagnósticos de Necesidades de Formación. Preparamos y diseñamos diagnósticos en función del puesto de trabajo, las personas y las competencias clave.

Luego un plan de formación

Diseñamos el plan de formación que mejor se adecue a ti, a tu empresa u organización. Buscamos los contenidos, objetivos e itinerarios formativos más adecuados según tus necesidades.

Buscando financiación

Búsqueda de financiación, intentamos que el coste de la formación sea el menor posible, por eso le planteamos todas las vías posibles de financiación que tienen las distintas administraciones.

Elaborando una puesta en marcha

Puesta en marcha y gestión del plan anual de formación del cliente.

Y comienza la impartición

Impartición de la formación, los cursos proyectados son impartidos, con altos estándares de calidad, con la modalidad formativa más adecuada para cada caso. Nos adecuamos a tus necesidades con servicios formativos a tu medida.

Por último hacemos una evaluación

Evaluación de resultados, evaluación global de todo el proceso formativo (el grado de satisfacción del alumno, formador y cliente).

Asesoramiento formativo

Diagnóstico de Necesidades de Formación

El Diagnóstico de Necesidades de Formación (DNF) es una herramienta de planificación en la organización, que va más allá de la evaluación de necesidades, permitiendo la programación y su evaluación posterior.

Se distinguen dos fases dentro del diagnóstico: el diagnóstico propiamente dicho, o evaluación de necesidades y recursos, y la programación formativa.

Por eso el modelo que utiliza el equipo técnico de nuestra empresa se centra en la identificación de mejoras en las competencias de las personas que integran los equipos, orientadas a la consecución de los objetivos de la entidad (Metodología de Guy Le Boterf, Metodología Quaternaire).

Formación para el empleo

Es aquella que capacita a las personas para el trabajo y actualiza sus competencias y conocimientos a lo largo de su vida profesional.

Formación programada por las empresas (Formación bonificada).

Ofertas formativas de las administraciones para ocupados y desempleados (Formación subvencionada).

Formación no financiada con fondos públicos destinada a la obtención  de certificados de profesionalidad

Apoyo a la intermediación laboral y orientación en la búsqueda de empleo

Elaboración y desarrollo de proyectos formativos en diferentes modalidades de impartición (presencial, distancia y teleformación)

La formación supervisada es más valiosa para desarrollar la aptitud de los empleados que la mera experiencia en el trabajo.

Las empresas que implementa la formación a sus trabajadores y actualizan sus conocimientos, tendrán muchas más posibilidades de superar sus problemas. La formación es inversión y no gasto.

Por otra parte, el individuo formado se siente más seguro de sí mismo, porque sabe que podrá enfrentarse con éxito a los problemas que se planteen en su trabajo.

¡Lánzate y fórmate con Mavi!